sábado, 31 de mayo de 2014

Isla Alto Velo

La Isla Alto Velo


Isla Alto Velo
Alto Velo
La Isla Alto Velo es la más pequeña de las grandes islas exteriores de la República Dominicana y se encuentra en el punto más al sur del país. Está a una distancia de 120 millas náuticas (220 km) de Santo Domingo en dirección Suroeste y a 40 millas náuticas (74 km) de la ciudad de Pedernales. Con sus 1.050 mts de ancho y 1.400 mts de largo, su superficie comprende unos 1.02  km². La isla consiste en una roca cubierta de verde vegetación que sobresale del mar y que desde el punto de vista geológico se trata de uno saliente de los picos de la llamada Cordillera Submarina de Beata.




La isla fue descubierta en 1494 por Cristóbal Colón, durante su segunda viaje. Le llamo Alto Velo porque su silueta desde la distancia asemeja un buque con sus alas desplegadas. Ha sido escenario de grandes disputas por los derechos de explotación del guano, excremento de las aves, que se encuentran en sus costas, y que es muy apreciado en el mercado internacional. Durante el siglo XIX, el gobierno dominicano concedió permisos a empresas norteamericanas y francesas para que explotaran este recurso natural. Estas laborales de explotación fueron realizadas de forma abusiva de modo tal que la flora y la fauna, sobre todo, la presencia de las aves se vio grandemente afectada y mermada. Sin embargo, durante el siglo XX, la isla fue declarada reserva natural y sus recursos naturales desde entonces han estado legalmente protegidos.

Una excursión a la isla de Alto Velo promete estar  llena de emoción y aventura ya que los fuertes vientos, denominados vientos alisios, que corren de este a oeste a través de la isla hacen que navegar hasta sus costas sea una empresa que puede resultar agotadora. Sin embargo, llegar a la isla es una experiencia reconfortante. Sus costas rocosas nos reciben con altos acantilados y enormes grutas submarinas al sur y al oeste. En zonas donde el mar está calmado por la poca incidencia de los vientos, se puede apreciar el rocoso fondo marino a través de las aguas de cristalina transparencia y observar la rica fauna marina compuesta principalmente de peces.

El mayor espectáculo natural de la isla Alto Velo es, sin embargo, la concertación y diversidad de aves que anidan y habitan en la isla. En la explanada que forma su costa noreste anidan cada año más 20.000 ejemplares de la gaviota oscura, constituyendo la mayor colonia de reproducción de esta ave en el país. Otras especies de aves que se han observado en la zona son el guaraguo, la golondrina del norte, entre muchas otras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario