sábado, 31 de mayo de 2014

La Isla Beata

Isla Beata a lo largo de Pedernales


Isla Beata
Isla Beata
La Isla Beata es la segunda más grande isla exterior del territorio dominicano. Se encuentra frente a la costa sur de la República Dominicana, a una distancia de 32 millas de la provincia de  Pedernales y a 70 millas de Barahona. En su forma triangular y plana, la isla abarca una superficie de unos 27 km², en un diámetro de nueve kilómetros de largo por seis de ancho.  En los alrededores de la isla, abundan los manglares y se pueden encontrar pequeñas ensenadas arenosas que se sirve de refugio a la vida silvestre.




La Isla Beata fue descubierta por Cristóbal Colón durante su segundo viaje en el mes de agosto de 1494, ocasión en que bautizó la isla con el nombre con que la conocemos hoy. Durante los siglos  XVI y XVII fue refugio de los bucaneros, corsarios y piratas que asolaban las costas y las rutas marítimas españolas, y funcionó como punto estratégico para las naves que se dirigían a Cuba, Jamaica y otras partes del continente americano. Desde mediados del siglo XIX hasta mediado del siglo XX operó una salina en la isla, cuyos restos aún se pueden apreciar en sus costas.

Las cristalinas aguas que rodean la isla dejan entrever un fondo marino poblado de formaciones de corales y esponjas de mar. Sus aguas también son el hábitat del caracol gigante o lambí, endémico de la Isla Hispaniola, al igual que tortugas marinas, langostas y cangrejos. Estas especies se encuentran en peligro de extinción debido a la pesca excesiva.  En los últimos años la isla ha sido colonizada por una pequeña plantación de cabras salvajes. En el 2001 fue descubierta en la Isla una especie endémica de esta reserva natural. Se trata de una especie de geco, una de los reptiles más pequeños del mundo con apenas 16cm de largo. En la isla se encuentra además la mayor concentración de Iguanas Rinoceronte del territorio dominicano y numerosas especies de aves acuáticas.

Las condiciones geológicas de la isla a través de los tiempos han generado multitud de grutas, cavernas y simas. Dentro de las cuevas la más importante es la Cueva de Durán Espinal, que se encuentra a unos 40mts de altitud y sobresale como hábitat de murciélagos y por la información paleontológica que guarda. Entre los varios sitios arqueológicos que se han descubierto en la isla, el más conocido en el Sito Dumet, que se encuentra en la orilla noroeste de la isla, a unos 600mts tierra adentro de la línea de playa. Se estima que en el lugar existió un asentamiento indígena de unos 500 u 800 individuos. La isla Beata actualmente se encuentra totalmente deshabitada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario