lunes, 11 de agosto de 2014

Las Cuevas del Pomier

Cuevas del Pomier o Borbón en San Cristobal


Cuevas del Pomier San Cristobal
Cuevas del Pomier
Las Cuevas del Pomier son una serie de 55 cuevas localizadas  en el paraje El Pomier, de la sección Borbón, en el norte de la provincia de San Cristóbal, República Dominicana, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Santo Domingo. Diseminadas en un espacio de aproximadamente 4 kilómetros, contienen la mayor colección de arte rupestre de todo el Caribe y una de las más importantes de todo el mundo.  Son consideradas uno de los principales patrimonios arqueológicos de la humanidad.

Este sistema de cavernas fue descubierto en 1849 por el cónsul de Inglaterra Robert Schomburgk. Este hallazgo fue el primero en su tipo en toda América y apenas el quinto a nivel mundial, precediendo el descubrimiento de las cuevas más importantes de Europa como la cueva de Lascaux en 1860.




Las Cuevas del Pomier albergan una colección de más de 4.000 pictografías, petroglifos y grabados de aves peces, reptiles y figuras humanas realizadas en su mayoría por los grupos taínos, pero también por las etnias caribe e igneri, habitantes indígenas de Bahamas, las Antillas Mayores, y algunas de las Antillas Menores durante de la época precolombina. Esta colección de arte rupestre supera  numéricamente a toda la hallada en el resto del Caribe en su conjunto. Se calcula que las muestran,  realizadas con tinta a base de carbón vegetal y grasa animal, datan de más de 2.000 años de antigüedad y que han permanecido protegidas de la humedad natural gracias a la profundidad de más de 1.000 pies bajo el nivel del mar en que se encuentran las cuevas.

A partir de 1996, las Cuevas del Pomier pertenecen al Sistema Nacional de Áreas Protegidas de la República Dominicana en su totalidad. Anteriormente, habían sido protegidas por ley en 1943, declaradas Monumento Nacional en 1969 y Patrimonio Cultura Dominicano en 1992. Se han realizado esfuerzos para lograr que la UNESCO las reconozca como Patrimonio de la Humanidad, lo que contribuiría grandemente a su protección y promoción a nivel internacional.

1 comentario:

  1. fuy criado en un paraje de San Cristobal llamado los montones a unos 15 mnts de las cuevas y nunca fui a las cuevas del Pomier hasta ahora 2016, por una vicita de la unuiversidad. algo impresionane, se siente el cambio de temperatura al aproximarse a la entrada, muy bonita experiencia.
    pero esa excavacion que tiene la mina de cal va a acabar con este patrimonio de la humanidad si las autoriddes no intervienen pronto.

    ResponderEliminar